¿Cómo mantener una buena salud física y mental a pesar de la edad?

de in Salud & Bienestar
Compartir :

Cuando llegamos a cierta edad, nuestro cuerpo empieza a envejecer, nuestras células no se renuevan como antes y el estilo que vida que llevamos puede frenar o acelerar este proceso…

Llegado este momento, podemos empezar a padecer de ciertas enfermedades o dolencias que no solo son consecuencia de la edad y del inevitable paso del tiempo, sino también de nuestros hábitos diarios y es cuando más debemos cuidarnos para reducir estos cambios que sufre nuestro cuerpo.

Algunos de estos hábitos que debemos prestar atención para mantenernos en buena forma física y tener una buena salud mental son los siguientes:

 

Dormir bien es muy necesario

Es importante dormir 7 o 8 horas diarias para lograr que nuestro organismo permanezca siempre en perfectas condiciones; el descanso es netamente esencial ya que nos ayuda a conseguir una plena oxigenación como un estado adecuado de la piel, de las células y un perfecto funcionamiento general de cada uno de los órganos de nuestro cuerpo.

 

Hacer ejercicio moderado

Basta con adaptar una rutina sencilla todos los días o cada dos días, como, por ejemplo, salir a caminar a un ritmo rápido durante 30 minutos, ir al gimnasio, practicar algún deporte favorito, nadar, yoga, pilates, taichi y ejercicios aeróbicos. Las tareas del hogar, el bricolaje, bailar o jugar con los niños también suman para acumular tiempo de actividad física diaria.

El ejercicio ayuda a mantener mejor el corazón, la circulación sanguínea, el peso adecuado, músculos tonificados y estar de buen humor.

 

Hidratarse de forma adecuada

Para mantener un buen estado de salud es indispensable contar con una correcta hidratación, ten presente que una gran parte de la composición de nuestro propio cuerpo son líquidos, pues está más que claro que el agua es fundamental para la vida; por ello es de gran importancia dotar a nuestro organismo de agua. Por esta razón lo más recomendable es ingerir por lo mínimo un litro y medio de agua al día, también puedes tomar infusiones, zumo o batido de frutas frescas para lograr así una correcta salud de todos nuestros órganos y lograr que nuestra piel se mantenga joven.

 

Alimentos para una buena salud física y mental

Una dieta sana y balanceada durante nuestra vida nos ayuda a prevenir la malnutrición y evitar las enfermedades.

  • Consumir alimentos saludables: Verduras, frutas, hortalizas, legumbres, cereales integrales, huevos, pescado, frutos secos, carnes blancas, aceite de oliva extra virgen, aceite de coco o de sésamos o de lino, consumir muy pocas carnes rojas y tomar infusiones de hierbas naturales.

También recomiendo que consuman alimentos ricos en triptófano que te subirá el ánimo:

  • Huevo (yema), pavo, pollo, leche, queso, yogurt, kéfir, sardina, salmón, caballa, atún, huevos, tofu, soja semilla o leche, semillas de ajonjolí y de calabaza, espina, berro, remolacha, brócoli, nueces, avellana, anacardo, avena de copos, plátano macho o banana, piña, cacahuete y mantequilla de cacahuete (maní), todos los cereales integrales, chocolate (mejor cacao 100%) y todas las legumbres.

El triptófano, es un aminoácido esencial que se encarga de producir serotonina, también es un nutriente y antioxidante y contiene altos niveles de ácido fólico que ayuda a aliviar la depresión y reducir la fatiga. La serotonina es un neurotransmisor que genera sentimientos de confianza, relajación, seguridad y bienestar.

 

Evitar y gestionar el estrés

Debe estar consciente que el estrés es dañino para la salud. Busca la forma de manejar su estrés que no involucre comida, alcohol, tabaco o drogas; te ayudara un paseo por el parque al lado de la naturaleza, ir a la playa, rio o lago, escuchar música, meditar o hacer ejercicio de relajación, masaje o terapia de relajación.

¡Aléjate de las relaciones tóxicas!

Es muy importante que te alejes de personas que pueden afectar tu motivación, contagiarte de pensamientos y actitudes negativas, desanimarte ante tu determinación de vivir feliz y en completa salud mental.

Genera relaciones con personas sanas, que sumen aspectos positivos a tu vida, a quienes también puedas ayudar, ya que ese tipo de interacciones te mantienen en un buen equilibrio a nivel de tu salud mental.

 

Mantén activo tu cerebro

Es importante mantener estimulada nuestra mente con actividades que nos supongan pequeños retos. Una de las actividades más estimulantes es la lectura, el ajedrez, juegos de mesa, ya que muchos de ellos requieren habilidades de cálculo, de memoria reciente y de capacidad de previsión. Todo lo que implique aprender y adquirir nuevos conocimientos también favorecerá nuestra actividad cognitiva, sea tomar clases de cocina, el aprendizaje de un idioma o un instrumento musical, estudios de desarrollo personal como talleres, cursos o coaching.

Compartir :

Dejar un mesaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *