Cómo saber si nuestro sistema inmunológico se está debilitando.

de in Salud & Bienestar
Compartir :

El sistema inmunológico es un defensor natural del cuerpo humano.
Cuando nuestro organismo nota una amenaza, se produce una reacción
en la que nuestro organismo reacciona y contraataca para destruir a los
invasores externos. Así que si tenemos las defensas fuertes tendremos una
buena salud.

Sin el sistema inmune no podríamos vivir, ya que es el guardián y defensor
de nuestro organismo que nos protege del ataque de varios patógenos:
parásitos, bacterias, hongos, virus, microorganismos e infecciones que nos
pueden causan enfermedades.

Estos son los factores y las señales que nos están avisando que el
sistema inmunológico se está debilitado y que algo mal está sucediendo
en nuestro organismo:

  • Infecciones respiratorias.
  • Ojos secos con frecuencia.
  • Caída acentuada de cabello.
  • Heridas que tardan en cicatrizar.
  • Manchas rojas o blancas en la piel.
  • Cansancio continuado físico y mental.
  • Encías siempre inflamadas y enrojecida.
  • Dolor muscular y articular sin razón aparente.
  • Infecciones recurrentes, como amigdalitis o herpes.
  • Diarreas más de dos semanas; náuseas o vómitos.
  • Sufrir dolores de cabeza o jaqueca constantemente y mareos.
  • Fiebre frecuente y escalofrío o inflamación no está indicado
    que nuestro sistema inmunitario está batallando con algún
    patógeno.
  • Inflamación de órganos internos como el estómago, el hígado, páncreas y el bazo.  
  • Dolor de garganta, constipados, refriados, gripes muy a
    menudo o virus, es un claro síntoma de que podemos tener un
    nivel bajo de glóbulos blancos.
  • Frecuentes infecciones: Tener infecciones continuo urinario, o
    problemas de estómago, inflamación y experimentar
    frecuentemente diarrea. Eso hace debilitar el sistema inmune y que
    no está respondiendo ante los agentes externos que entran en tu
    cuerpo. No está produciendo la respuesta adecuada y no puede
    defenderse contra ciertos virus o bacterias.
  • Fatiga: Cuando la fatiga es continua, y te despierta por la mañana y
    comienzas a sentirte agotado, cuando terminas cansado de las
    cosas más pequeñas, cuando la diferencia de temperatura provoca
    mareos o náuseas, estas son todos los síntomas a tener en cuenta
    para considerar que nuestro sistema inmune puede estar
    funcionando de mala manera.
  • Tomar un antibiótico durante varios días sin señales de mejora
    es un indicador a tener en cuenta, ya que puede ser la
    evidencia de que la infección es más grave de lo que se cree o
    de que el sistema inmune está muy dañado y no puede
    sobreponerse.

Si tenemos un sistema inmunológico fuerte te protege de contraer
enfermedades. Si tienes los conocimientos adecuados y sigues una
alimentación saludable y equilibrada, podemos reforzarlo al máximo.

Compartir :

Dejar un mesaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *